La despedida de una grande: La Tatis | por Jorge Meléndez Preciado

OPINIÓN

JORGE MELÉNDEZ PRECIADO

Foto Twitter

.

Viernes 14 de octubre de 2022

CIUDAD DE MÉXICO. -¿Por qué se apartó Tatiana Clouthier del gobierno lopezobradorista?

Las especulaciones son varias: el reclamo que le hizo el presidente por un impuesto a los automotores, su discrepancia en la forma de renegociar el TMEC, la negativa presidencial de un encuentro México-Estados Unidos, la incorporación de la Guardia Nacional al Ejército  y la reciente ley para bajar precios de productos sin utilizar las normas sanitarias adecuadas.

Es cierto ella no era una  persona con amplios conocimientos en Economía, pero es muy curioso que muchos inversionistas y comerciantes vean con preocupación su salida del gobierno actual, lo que muestra el respeto que suscitaba en los círculos donde se toman las decisiones importantes: las del dinero.

Era muy respetada desde que se le nombró vocera de la campaña de Andrés Manuel. Siempre debatió con altura y argumentos contundentes, algo que no vemos hoy, y cuyo reverso de la moneda son las diatribas y enojos de Lilly Téllez, el ejemplo de lo que no se debe hacer en la legislatura.

Incluso cuando Joaquín López Dóriga quiso hacer mofa de que Tatiana  estaba sola en el aeropuerto esperando su vuelo a Monterrey y no a Sinaloa, como dijo el informador,  lo puso en su lugar: “Yo casi siempre viajo sola”. Es decir, no andaba con compañías sin necesidad de ellas.

En su despedida, hizo un breve discurso casi beisbolero y dijo que estaría en la porra de la 4T. Es decir, no rompió ni se fue amargada, supo, como gran política, usar correctamente sus tiempos.

Lástima, es un activo de los que necesita un gobierno que desea interlocución con todos, firmeza en sus decisiones, crítica sin ambages cuando se necesita y juego claro para que los asuntos espinosos se traten abiertamente.

Su breve texto de adiós lo hizo con voz entrecortada, lo que muestra que le costó trabajo su salida. Trató de abrazar a López Obrador y este seguía aplaudiendo, en lugar de apapacharla. Y ni siquiera la acompañó a la puerta, como a Julio Scherer Ibarra; hoy muy criticado.

Muestras de que hubo ciertos enfrentamientos.

Ella, como su padre, Manuel de Jesús Clouthier (Maquío),  no buscaba posiciones sino transformar el país. Por eso el candidato del PAN a la presidencia de la República en 1988 jamás aceptó las concertacesiones que encabezaron: Diego Fernández de Cevallos y Luis H. Álvarez con Salinas de Gortari.

Gracias, Tía Tatis, como le decían sus cercanos, por el apoyo al cambio, el cual también se hace desde trincheras no de relumbrón pero si con decoro.

Por cierto, en una entrevista larga con Álvaro Delgado (Los Periodistas), Tatiana aclaró todos los enredos y dejó  en ridículo a los simuladores que dicen ser reporteros o comunicadores, y mostró que sus atacantes, algunos homofóbicos, son más bien charlatanes.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: